sábado, 3 de septiembre de 2011

Embocadura

Una correcta embocadura es fundamental a la hora de tocar el saxofón. El problema es que formar el labio (como dicen algunos), lleva tiempo y se requiere de mucha práctica ya que se requiere que una cantidad importante de músculos que normalmente no utilizamos se fortalezcan.

La embocadura se logra de la siguiente manera:

1.- Se ubican los dientes superiores sobre la boquilla a una distancia de 1cm del borde aproximadamente.
2.- El labio superior se deja descansando sobre la parte superior de la boquilla.
3.- El labio inferior cubre los dientes inferiores inferiores y se ubica en la parte inferior de la boquilla presionando levemente la caña. Es importante no presionar muy fuerte para no hacernos daño en el labio. Para tocar las notas altas se recomienda alejar el labio inferior de la punta de la boquilla dejando un área mayor de vibración. Para las notas graves se recomienda acercar el labio inferior a la punta de la boquilla dejando así una menor área de vibración.

La siguiente figura (Cazzanti, L., Hasbrook, V., Gupta, M. (2005) Reverse Engineering the Sound of Jazz), muestra un esquema de cómo se ubican los labios y la lengua.


Para practicar la embocadura lo mejor es tener conciencia de ella durante todo el tiempo que estamos tocando. Además conviene partir con una caña blanda (yo partí con una nº2), y luego irla cambiando por una mas dura a medida que nuestra embocadura se va fortaleciendo. Actualmente voy en la nº 3.5

Pequeños cambios en la embocadura pueden producir grandes cambios en el sonido. En el post: La importancia de la embocadura en la emisión del sonido se analizan dos tipos de embocadura y se muestran las diferencias con ayuda de algunas grabaciones y el análisis espectral. Ir al artículo >> 

2 comentarios:

  1. Estoy comenzando a tocar el saxo, hace 2 semanas lo compre recien, y leer tu blog me está siendo de gran ayuda. Se algo de musica, soy bajista, pero no logro hacerme la idea exactamente de como puede ser un "instrumento transpositor", donde lo que se "pronuncia" no es lo mismo que lo que se lee..

    ResponderEliminar
  2. dos cosas: 1-Respecto de la embocadura, ya estudié con esa embocadura que dices. Pero ahora gracias a un nuevo profesor, cambié la embocadura a: Labio inferior tocando la caña ¡ sin dientes ! Es decir: Arriba de la boquilla dientes, abajo de la boquilla, labio sin cubrir los dientes. Esto permite mucho mejor sonido, más fácil de dominar y de encontrar su calidad más tempranamente. No hay ningún sufrimiento ni lastimadura del labio.
    2-Juna Gomez. No debes preocuparte por eso. Si tu lees un DO en el saxo alto, tocarás un DO. El piano tocará un LA. No te importe lo que suene. Te debe preocupar solo lo que tu tocas. Al fin de cuentas, la música es sonidos y silencios. Después que logres tocar con otros, tendrás tiempo para analizar y hacerte las ideas que quieras.

    ResponderEliminar